La localización de videojuegos es una actividad inestimable para que su software de juegos tenga una difusión global. Si quiere que su juego multimedia alcance la máxima difusión e ingresos, debe traducirlo a varios idiomas. La mejor traducción de videojuegos es aquella en la que los usuarios no logran distinguir si el software se ha creado para otro público distinto, pudiéndose así integrarse perfectamente en el juego. Esto puede sonarle tan sencillo como simplemente traducir el texto que aparece en la pantalla al idioma que hable su consumidor, pero la localización de videojuegos va mucho más allá.

Entonces, ¿en qué consiste la localización de videojuegos?

La localización (o traducción) de videojuegos es un proceso más exhaustivo que la traducción de un texto de un idioma a otro, aunque esta siga siendo una parte fundamental del mismo. Los videojuegos suelen incluir referencias culturales o manifestaciones humorísticas que son idiosincráticas de una cultura en particular y de su historia. La traducción de videojuegos se centra en traducir estas referencias culturales e históricas, además de en las expresiones coloquiales regionales y las restricciones de censura.

Cumplir con la legislación vigente en materia de censura es una parte muy importante de la traducción de videojuegos. Cada país impone unas restricciones de censura distintas en cuanto a la inclusión gráfica de violencia y sangre se refiere (algo que suele estar muy presente en los argumentos del sector de los juegos). Esto ha de tenerse muy en cuenta en todo el proceso de traducción del videojuego. Durante la localización de un videojuego, también se producen otros cambios de mayor envergadura que precisan un desarrollo de software especializado, como por ejemplo, cambiar la banda sonora y ajustarla a las tendencias en una cultura determinada o modificar escenas enteras para adaptarlas a la realidad y preferencias concretas de una cultura específica, editar las opciones de los menús y traducirlos de izquierda a derecha o viceversa, según la distinta lectura en cada idioma, cambiar el nombre o los rasgos físicos de algunos personajes para evitar semejanzas con personajes públicos en un país determinado, y mucho más.

En definitiva, la traducción de videojuegos enriquece un juego para múltiples culturas. Consiste básicamente en desarrollar una lista de partes del juegos completamente distinta para cada país. Esto puede implicar un alto grado de dedicación y esfuerzo, aunque también es una excelente forma de aumentar al máximo las ventas y demostrar el contenido de alta calidad de su producto a escala internacional. La traducción de videojuegos consigue la inclusividad y la transgresión de barreras entre distintas culturas en el mundo de los juegos.

Trabajar como localizador de videojuegos

Para traducir un juego es necesario entender tanto los entresijos del videojuego como del idioma. Claro está que el desarrollo de los elementos específicos de la localización de videojuegos (e incluso de los más básicos) es algo complejo de lo que se ocupa un localizador de videojuegos altamente especializado. Los localizadores de videojuegos deben ofrecer siempre un producto de alta calidad y adaptar constantemente sus conocimientos para ajustarlos a los cambios culturales en todo el mundo. Traducir un videojuego no es solo cuestión de dominar idiomas. A los traductores se les exige que tengan un interés por los distintos géneros de los videojuegos y un conocimiento excelente de la jerga utilizada en estos, además de otras aptitudes lingüísticas. El sector de los videojuegos evoluciona constantemente gracias a los avances tecnológicos, por eso los localizadores deben adaptarse de manera continua a las nuevas tecnologías y funcionalidades. Eso requiere ir siguiendo las tendencias y novedades del sector, si se quiere destacar.

Las ventajas de la traducción de videojuegos

La traducción de videojuegos ofrece numerosas ventajas. La más obvia es que permite a las empresas de tecnología a llegar a un publico internacional y, por ende, generar el máximo de ingresos. La accesibilidad al software en múltiples países resulta en un aumento de las descargas, en un mejor posicionamiento en las tiendas de apps y en una clara ventaja competitiva. La localización ofrece además a los desarrolladores control sobre su juego, evitando que sean otros quienes hagan las traducciones. Estas traducciones podrían ser de peor calidad y perjudicar la buena reputación de los juegos a escala global.

Aparte, claro está, de la clara ventaja que supone para un jugador tener el juego traducido a su idioma. Además, ofrece acceso a todos los usuarios a una comunidad internacional que comparte algo tecnológicamente extraordinario. Una traducción profesional ayuda a desgranar la trama del juego sin confusiones. En un juego bien localizado, los jugadores pueden sentirse absortos en ese universo ficticio, ya que juegan desde sus propios parámetros culturales y lingüísticos.

¿Qué significa la localización de videojuegos para los diseñadores?

Resumiéndolo en pocas palabras, el proceso de localización de un videojuego supone mucho trabajo, esfuerzo y disciplina para los diseñadores. Para penetrar en el mercado internacional con éxito, los diseñadores deben esforzarse el doble constantemente. Como hemos explicado antes, también deben contar con una comprensión perspicaz de las diferencias culturales y de las restricciones de censura. Tener que escudriñar, por norma, los matices del contenido puede restringir la labor de los desarrolladores, ya que suelen incorporar tramas de alto riesgo a sus argumentos para conseguir un impacto dramático y así exhibir sus dotes de creatividad de diversas maneras. A pesar de que pueda parecer restrictivo, los diseñadores son capaces de invertir esta situación y crear un producto mucho más inclusivo y lucrativo. Además, desarrollan su potencial creativo en una esfera de entretenimiento altamente especializada y codiciada.

La localización de videojuegos puede parecer el proceso extremadamente complejo, y en realidad lo es. Comporta además numerosos elementos que hay que tener en cuenta. A pesar de ello, gracias al talento y la experiencia de empresas especializadas en la traducción de videojuegos como Global Lingo, la localización de videojuegos permite a jugadores de todo el mundo disfrutar de uno de los productos más importantes de la revolución tecnológica del siglo XXI.