Literal versus editada2018-10-11T11:04:32+00:00

Transcripciones literales

Nuestras transcripciones literales recogerán cada declaración tal y como sea pronunciada, hasta la última palabra, prestando especial atención a la precisión y la exactitud. Estas transcripciones conservan la pureza de la intención de las declaraciones del orador para esas ocasiones en las que cada detalle tiene una importancia crítica. Las palabras se escriben exactamente como se dicen, con las únicas omisiones de «mmm», «ah» y «ajá». Utilizamos un ligero toque editorial para recoger en la página la duda y el énfasis expresados mediante la puntuación.

Transcripciones editadas

También se conoce como «literal inteligente» —la distinción entre la palabra hablada y escrita, para cualquier evento en el que el documento puede emplearse para su publicación—. La transcripción editada elimina todas las vacilaciones y pausas que suceden de forma natural cuando hablamos. Una transcripción editada va a la esencia de lo dicho por el orador y transmite los detalles de forma precisa, omitiendo las redundancias y corrigiendo los errores obvios.

Recomendamos nuestro servicio literal para cualquier evento en el que sea importante, por motivos jurídicos, que el texto refleje exactamente lo que se dijo y se necesita que el documento cite todo o parte de un procedimiento:

  • Audiencias judiciales.
  • Reuniones normativas.
  • Audiencias de relaciones de los empleados.
  • Reuniones generales anuales.

Recomendamos nuestro servicio editado para reuniones y eventos como:

  • Presentación de resultados financieros.
  • Presentaciones a analistas y a los medios de comunicación.
  • Conferencias de prensa.
  • Reuniones municipales.
  • Mesas redondas industriales.
  • Conferencias con oradores de alto perfil.

Aunque comprendemos que nuestros clientes necesitan con frecuencia controlar, o tener conocimiento exacto, de lo que ha dicho el orador, habitualmente recomendamos el servicio de transcripción editada, que origina un documento sencillo y fácil de leer.

Clientes de transcripción