En nuestro primer artículo de la serie «¿Qué ventajas tiene traducir…?» abordaremos las ventajas que ofrece la traducción de los cursos de formación profesional y las razones por las que las empresas internacionales deberían hacerlo.

En el mundo empresarial, cada vez existe una mayor movilidad e interconectividad, y las multinacionales son un crisol de idiomas y culturas.

La necesidad de una formación continua siempre ha sido una constante, y las empresas invierten en su personal con el fin de aumentar su productividad. Cabe preguntarse si el inglés es realmente el idioma con el que se pueda llegar a todo el personal. Y la respuesta es «no» cuando se trata de contenidos técnicos, confidenciales o reglamentarios, por mencionar algunos.

El 71 % de los usuarios de Internet no habla inglés como lengua materna, lo que evidencia aún más cómo traducir los cursos de formación profesional puede reportar múltiples beneficios.

Traducir contenidos a los idiomas que su plantilla domina ha demostrando ser clave a la hora de inculcar a los empleados los valores de la empresa.

Esto cobra especial relevancia cuando los temas que se traducen son los contenidos reglamentarios, donde el incumplimiento puede tener consecuencias jurídica para la compañía. Traducir los cursos de formación ofrece a las empresas la posibilidad de adoptar un enfoque coherente en la formación de su plantilla global, y hacerlo con la tranquilidad de que su mensaje es claro y permeable a todo el mundo.

Además, no es solo la barrera idiomática lo que hace que los empleados sean reticentes a apuntarse a cursos de formación impartidos en inglés, las diferencias socioculturales también suelen tener un papel disuasorio. Expresiones o situaciones completamente aceptables para los anglosajones puede que no lo sean tanto en culturas de Oriente Próximo, por poner un ejemplo. Esto pone de relieve otra cuestión importante a la hora de evaluar las ventajas de traducir los cursos de formación.

El sector de los cursos de formación, la mayor comunidad en línea de profesionales de los cursos de formación profesional señala: «Se ha comprobado que los empleados que han realizado módulos de formación han duplicado su productividad; mientras que para las empresas, recurrir a esta forma de formación continua ha supuesto un ahorro de entre el 50 y el 75 % en costes de formación y formadores. Y todo ello como resultado de la traducción de los módulos de formación».

¿Qué se debe buscar?

La traducción de cursos de formación no tiene por qué ser algo complejo que lleve mucho tiempo. Al confiar esta tarea a un socio externo capaz de proporcionar una solución integral, las empresas tienen la seguridad de recibir un paquete de cursos de formación totalmente operativos y listos para impartirse.

Nuestra amplia experiencia en este sector y el enfoque flexible que adoptamos son dos grandes bazas a nuestro favor. Los cursos de formación actuales cubren temas muy diversos, por lo que es primordial confiar la traducción de los proyectos únicamente a especialistas en las materias impartidas.

Para más información sobre cómo Global Lingo puede ayudarle a dar el siguiente paso y ofrecer a su plantilla soluciones de formación en varios idiomas, le invitamos a que consulte nuestra presentación en traducción de cursos de formación.