Todos los redactores y miembros del equipo de Global Lingo tienen por obligación contractual la firma de un acuerdo de confidencialidad antes de trabajar en nuestros proyectos y nuestros ordenadores cifrados evitan cualquier acceso a los archivos que contienen. Los proyectos finalizados se almacenan en una unidad externa segura y se destruyen tras un periodo de tiempo establecido.