Nuestras herramientas básicas son un ordenador portátil, internet y un dispositivo de grabación, que se proporcionan sin coste adicional. Nuestros redactores trabajan principalmente a partir de la grabación de la reunión, y utilizan internet para investigar nombres y términos. Cuando el redactor termina su trabajo, un editor verifica a continuación la precisión y fluidez del documento antes de enviarlo al cliente.